domingo, 13 de julio de 2008

La foto


No ando yo fino últimamente en esto de escribir historias para el blog. No sé si es el calor, o el cansancio acumulado, o ese proyecto de cortometraje que me quita la vida para intentar financiarlo, o mi estado de ánimo algo revuelto y liado, o que cada día comprendo menos a las mujeres, o el precio del barril de Brent, o el posado en biquini de Anita Obregón, o vaya usted a saber qué, no tengo ni puta idea.

Y estaba aquí yo con mis pensamientos, y algo vago, cuando se me ha ocurrido que mi estado de ánimo lo podría definir con una foto. Es una foto que hizo un buen amigo al que llamo gafotas, o el gran gafotas (vean su blog, que no se lo curra mucho, pero tiene su retruécano a la hora de expresarse el personaje, y me hace gracia), quizás porque sus gafotas son más grandes que las mías (las gafotas, oigan), y porque está aún más ciego que servilleta. El caso es que el susodicho tiene mano para la fotografía, yo diría que talento, pero el muy perro la tiene abandonada por el deporte, quizás porque ha pasado por ese duro momento que es la ruptura de una larga relación, y ha elegido ponerse a correr en vez agarrarse a alguna droga. En mi caso, que soy un ser con las relaciones, y que parece que no siento ni padezco, pues oigan, uno tiene su corazoncito, y resulta que la foto define el estado en el que me encuentro. Y es que la foto es una historia en sí, y yo creo que hay una historia en ella desde la primera vez que me la enseñó.

Es la estatua de un conocido escritor y dramaturgo neoyorquino. Parece perdido, solitario, mayor, cansado, en medio del bullicio de Manhattan, de la vida moderna, de la gente. Frente a él, esa mirada única, clara, luminosa, desbordante, y una boca en la que cualquier ser racional se perdería para siempre. De hecho, pensé en un título para ella: “la modelo y el dramaturgo”. En fin, no sé, que cada uno la interprete como quiera, yo creo que es una gran foto, creo que detrás de ella hay una historia, creo que la foto es una historia. En mi caso me siento un poco así, un poco escritor, un poco solitario, un poco perdido, un poco estatua.

13 comentarios:

fritus dijo...

Ay amigo...varias dudas me asaltan. la primera es quien es el dramaturgo..a botepronto y sin mirar en la wiki quizás va a ser Tenesee Williams ( de espaldas está díficil) lo digo porque es el primer dramaturgo yanqui que me viene a la mollera, aunque llamandose tenesee igual es de allí y no de la gran mansana....
La segunda, mas que duda es consejo...que usted me dirá que me lo puedo meter por dónde amargan los pinos, pero como voy pa cuarenta ( años) y del viejo el consejo, y entre gafotas hemos de ayudarnos, pues ahí va...NO DEPRIMIRSE NI MIAJITA POR LAS MUJERES...dicho está, ya sé que no es muy romántico lo que voy a decir pero hay más chavalas que botellines, vamos que hay muchas, unas 3.000 millones chica arriba chica abajo, o como diría mi padre " de dónes en lloguen" que es una procacidad que no le voy a traducir al castellano, así que hagame el favor de arriba los ánimos....

La foto muy chula, digan lo que digan, Niu Yors es mucho Niu Yors y allí todos somos de pueblo.

Un abrazo, compañero

pd-visitaré el blog del gran gafotas en breve, of course

fritus dijo...

era dónde amargan los pepinos...corre mucho mi teclao

Gonzo dijo...

Creo que no es Williams, es menos conocido a nivel universal, pues hice una labor de documentación sobre la estatua y obtuve un nombre, pero ahora no lo recuerdo, aunque no estaba seguro al cien por cien. Quizás el autor de la foto nos saque de dudas...

En cuanto a las mujeres y la depresión, no se preocupe usted que no lo estoy, es más bien un estado de ánimo, y al igual que usted uno ya está volteado, aunque no dejan de volvernos locos, y eso las hace únicas, pero vamos, uno lleva una vida disoluta, y no me quejo.

Aaaaaaaah, New York, New York... Gran ciudad, recomiendo a todo ser andante visitar al menos una vez en la vida esa ciudad, aunque mejor hacerlo más veces, como yo

brujaroja dijo...

Es el verano, el calor, el bochorno de los días, la necesidad de descansar, tener ahí el runrún del corto... No te consolará mucho que te diga que todo eso se pasará, ¿verdad? A esos momentos siguen otros de algo que se parece a la euforia. Yo creo que los tienes cerca, aunque aún no puedas verlos...

brujaroja dijo...

Y no te he dicho (arrgghhh) que la foto es fantástica.

Yago dijo...

Gran foto. Del segundo comentario deduzco que tampoco será Arthur Miller... esperemos que el Gran Gafotas arroje luz.

Nueva York, qué ciudad. En pocos días se cumplirá un año de mi primera visita y en este tiempo no he pensado en otra cosa que no sea volver. Qué obsesión.

Por lo demás, haga el favor de animarse. Lo bueno de los estados de ánimo es que son pasajeros, aunque uno tenga la sensación de que todo se para.

Abrazo

Gonzo dijo...

Que no estoy desanimadooooooo

Cayetana Altovoltaje dijo...

El señor se llamaba George Cohan, y escribía obras para Broadway (por eso plantaron la estatua ahí).

No me gusta Nueva York.

Gonzo dijo...

Agradecido por la información,me gusta la foto, gran foto, me gusta new york, desde el primer instante, desde el primer momento, es una ciudad grande, compleja, decadente y de mierda, como yo... que les follen muy follados a demás ciudades super guays...

fritus dijo...

esos taxis amarillos, como el de ravis Bickle, y esas tomas de agua pa los bomberos en plena calle, y esos semforos que dicen dont/walk...es que la hemos visto en tantas pelis que da la impresión de que ya has estado.

Un abrazo muy fuerte , contador de historias...

( a mí me guta new york pero que me follen bien follado si puede ser también, ...me pido partenaire, y eso, eh....¿dónde hay que apuntarse?)

fritus dijo...

fe de erratas: perdón_: Travis Bickle ( el taxista) y me guSta..( no me guta). un abrazo

Ciabogas dijo...

Yo respecto a lo de las gafas discrepo. No son gafotas, sino unas gafapastas de modernillo que me dan un toque, pues eso, modernillo pseudointelectual, que de otra forma sería muy costoso conseguir. Bien es cierto que las gafas tampoco es que sean baratas porque soportan 6 dioptrías, pero eso es otro asunto y, como diría Camacho comentando los partidos de la selección, "no vendría al caso".

A mi la foto no me parece especialmente buena, pero sí que es verdad que es evocadora de estados de ánimo, sensaciones... a mi me transmite un sentimiento de incomunicación. Formalmente es bastante burda, porque es compleja (demasiadas distracciones) y debería ser sencilla. Y en esencia revela en el fotógrafo ese mismo problema de incomunicación, porque este señor que escribe reconoce que tiene más reparos en fotografíar seres animados que inanimados. En cualquier caso me doy con un canto en los díentes si para alguien signfica algo.

En otro orden de cosas, he de decir que me hace bastante ilusión que me la ponga vd. en su blog, lo cual le tengo que agradecer. Probablemente el mejor agradecimiento sea retomar la sana costumbre de fotografiar, tarea a la que me pongo de inmediato.

Nueva York me encanta. En cuanto al resto de EEUU, a la vuelta del verano les comento.

Anónimo dijo...

He llegado aquí porque tengo que escribir un texto sobre un viaje a América, y he elegido Nueva York, porque es el único rincón americano que mis patitas de mosca han pisado. Como encima la cosa fue hace años, quise refrescar memoria de mosquito y probé buscando en google, y heme aquí.

Muy bonito el texto y la foto del tal gafotas, pero una cosa te quiero decir, qué es eso de perderse en la boca de la modelo? Tú no sabes que todas esas campañas están fotoshopeadas y luego las modelos so todas unas vacaburras con granos y pelillos en la barbilla?

Bueno, igual no cuela y se me nota que lo que pasa es que estoy celosa, pero yo lo he intentado...