miércoles, 24 de septiembre de 2008

Un tío grande

-Y a continuación el programa de cine de Ángel Martín. Hoy voy a hacer por primera vez la crítica de una película española: “La mala educación”.

-¿Y qué te parece?, pregunta Patricia.

-Pues un montón de mierda, eso es lo que me parece.

-Pero Ángel, ¡que es Almodóvar!

-No, si yo estoy seguro de que él opina lo mismo.

Y así, el tío más grande (nunca mejor dicho) que ha surgido en nuestra infame televisión en muchos años, remata sin pelos en la lengua semejante sentencia políticamente incorrecta, y encima tiene razón, que quieren que les diga. Unos días después hizo la crítica de una pretérita y horrible peli (“Policía”) que protagonizó su jefe actual (Milikito) porque decían algunos, cómo no, que no tenía huevos para hacerlo. Y le pareció lo mismo, un montón de mierda, aunque Emilio Aragón estaba cojonudamente bien, puntualizó.

Resulta gratificante encontrarse con alguien que no tiene ningún reparo en descojonarse de unos u otros, desde la cochambrosa Tele 5 hasta los superguays de Prisa-Cuatro, desde el demagogo Enric Sopena, que no se pierde una tertulia, hasta el plasta de Peñafiel, experto de la Casa Real. Y lo mejor es hacerlo con semblante serio, sin apenas reírse, manejando los tiempos, las pausas y la mala leche con ironía, como creo que deben hacer los grandes cómicos, y este señor bajito lo es, además de un gran guionista.

Lo triste es que todavía algunos se encabronen con esta genialidad llamada “Sé lo que hicisteis...”, y que no se den cuenta de que es el mejor programa de ficción que hay ahora mismo en la televisión. Sí, ficción. ¿Y por qué? Pues porque hay un guión espléndidamente escrito (además a diario, con lo que ello supone) y estructurado por un equipo de guionistas inmejorable (con sus defectos, que los tiene, en Globomedia hay algunos de los mejores talentos creativos del audiovisual patrio, lo que pasa es que al no hacer cine, parecen algo menos), y porque los personajes que lo pueblan son interpretados por una gama de actores cómicos que recuerdan al mejor “Saturday Night Live”. Lo del zapping es lo de menos, es la mera excusa argumental que utilizan para hacer la mejor comedia en mucho tiempo, superando a ficciones que se hacen llamar ficciones. Y además, algunos agradecemos la caña que dan a la peor basura catódica que campa por la parrilla televisiva. Como Pike Bishop y su cuadrilla de hijo putas fronterizos no pueden aniquilarlos a balazos, a mí me queda el consuelo de que Ángel Martín y compañía les den hasta en el carnet de identidad a tanto montón de mierda.

El otro día un señor (¿?) juez les ha prohibido usar de ahora en adelante la línea argumental de los zapeos de la tele amiga, con la excusa del uso indebido de la propiedad intelectual. Y me parece bien que los desesperados jefazos de Telecinco, por el culo te la hinco (chiste facilón), ahora se acuerden del derecho o el uso de la propiedad intelectual, cuando ellos se pasan por el orto tantos otros derechos, entre ellos el del respeto a la intimidad.

No sé si esto significará el fin de un programa (yo creo que no, porque insisto en que es un programa de ficción) que me hace estar a eso de las tres y media (siempre que estoy en casa)clavado ante la pantalla de televisión, como en otros tiempos televisivos más felices no me perdía ni un instante de las tropelías de Angela Channing y las camisas de rayas de Chase Gioberti.

Y leía el otro día a un conocido crítico de “El país”, que tiene blog propio, comentando el intento desesperado de TeleBerlusconi por contrarrestar el éxito de estos pistoleros vespertinos, programando un programa del corazón desde la perspectiva del humor (todavía me descojono) con un gafapasta graciosete y una rubia buenorra al frente. Y mencionaba sabiamente Hernán Casciari, en ese mismo artículo, que todavía no se habían dado cuenta los ejecutivos telecinqueros que uno de los principales motivos del éxito del programa de la Sexta, es la química que existe entre ese hombre de gesto imperturbable y esa hermosa (y espléndida) actriz de comedia que, además, domina la escena y la improvisación como nadie.

Así que, mientras el juez se decide a meterles en la cárcel (con toda la mala ralea que tendría que entrar antes), yo seguiré disfrutando de esta ficción genial, con las salidas de tono de un cómico como Miki Nadal, que vuelve a ser aquel del gran Informal; o Dani Mateo, el hombre de la voz cavernosa y las comparaciones imposibles; o esos paparazzis de segunda mano, con ese cámara andaluz lleno de retranca y pasotismo; o esas reporteras buenorras que, al contrario que otros, abordan al famoso con gracia y respeto. Pero sobre todo seguiré disfrutando de una pareja de presentadores perfecta, o mejor, de dos cómicos que, tras observarlos sólo un poquito, te percatas enseguida de las miradas complicidad y respeto que se echan el uno al otro... igualito que el tirantes y la otra.

(Por cierto, todo lo que he escrito aquí, también es ficción, pero mala)

11 comentarios:

Yago dijo...

Genial la loa al que yo también considero uno de los mejores programas de la televisión. Lástima que no pueda verlo con la frecuencia que quisiera.
Suscribo todo lo mencionado por usted respecto a los actores que la pueblan aunque a la señorita Conde se le puede sacar un gran defecto: dudoso gusto al elegir pareja (lo de Dani "canto del loco" fue de traca). Bromas aparte son geniales.
En cuanto a Telecinco, sí, están despesperados desde hace unos meses. Espero que la apelación a la sentencia funcione.
Eso sí, discrepo respecto a "La Mala Educación".

Pluma estilográfica dijo...

100% de acuerdo contigo. Y hasta me has hecho plantear mi criterio sobre "la mala educación". Yo creo que Almodóvar ha creado una marca, y, al igual que la Coca-Cola (que sólo me gusta con ron y con whisky), ¿me gusta porque es Coca-Cola, o escojo Coca-Cola porque me gusta? No sé.

Con respecto a TV, creo que hacía falta La Sexta en la parrilla. No es perfecta, también tienen gatillazos, pero madre mía!!! Qué programazos. Sé lo que hicísteis..., El Intermedio, y Buenafuente, que si bien no llega al listón que puso, a mi entender, con "La cosa nostra" o "Una altra cosa" en TV3, es también un programazo.

Y bueno, los de Telahinco (para seguir con el chiste fácil) han comenzado a dar por el saco en el momento en que les han comenzado a dar sombra los de La Sexta, antes, el zapping era simplemente publicidad gratuita en otras cadenas.

Bueno Gonzo, no sé si tu ficción será buena o mala, pero me gusta.

Saludos!!!

PD: Ya me estoy bajando Grupo Salvaje. No sabía que Pike Bishop era su protagonista. Creía que tan sólo era el seudónimo de un grandísimo escritor en el blog "Los tipos duros no escriben blogs", aunque supongo que ya conocerás esta bitácora, y si no, te recomiendo la visita.

Anónimo dijo...

Qué decepción. Pensé que esto era un blog de cine y al final es de la tele (también).

Viene a mi mente el final de esa peli de Jermey Irons, en la que un cincuentón lo pierde todo por una tipa que, según confiesa al final, era una más, una mujer común.

Y Almodóvar es más ácido, inteligente, sensible e inteligente que la puta mierda de programas de que habla este post. Y no lo digo porque Almodóvar sea famoso, sino porque me gusta.

Buenafuente y cía. sí que son el pasto que alimenta a superguays pseudo-alternativos que se creen que la revolución será televisada por TDT.

Gonzo dijo...

Pues se equivoca, amigo/a Jermey (como no sé su nombre), es un blog que también habla de cine, especialmente de cine, pero también de la tele, de la vida, e, incluso de cretinos... que hay mogollón.

Uy, me han llamado superguay pseudo-alternativo

Pluma estilográfica dijo...

Por alusiones, y como diría Frank Lucas en American Gangster: Amigo mío!, o amiga mía! Muchísimas gracias por llamarme superguay pseudo-alternativo. Y de verdad, que catalogues de puta mierda esos programas, dada la calidad humana de tu escrito, hace que me sienta abanderado de uno de los siete pecados capitales para decirte que estoy orgullosísimo de ser un superguay pseudo-alternativo, y que me gustan programas que son una puta mierda, bajo tu criterio, claro está. Ah, y al no firmarlo le das más categoría a tu comentario.

Muchas gracias, "Jermey"

Anónimo dijo...

Hola, soy "Jermey".

No sé por qué os mosqueáis cuando em meto con el programa de Buenafuente. Sobre todo cuando se supone que éste es un blog de crítica de cine y, según parece ahora, también de televisión.

Por otro lado, firmar como "pluma estilográfica", o cualquier otro seudónimo como "toro sentado" o "ciervo que aúlla", no está muy lejos de firmar como anónimo. Un seudónimo, que yo sepa, encubre la verdadera identidad del que escribe. Que por otro lado interesa poco en estos casos.

Por eso, que alguien que firma como "tripa rota" o "bisturí amarillo" no puede reprocharme que firme como anónimo. ¿Estamos?

No he insultado a nadie, y si escribo mal peor para mí. Debo saber muy poco de esto de escribir, porque tampoco sé qué es eso de la "calidad humana" de un escrito. Me lo expliquen?

Me despido sin acritud de este foro que corre el peligro de convertirse en un coto de superguays seudo alternativos que además deben escribir bien y no criticar a los programas que masmolan oficialmente y sí cargar las tintas contra los menosmolan oficiales.

De momento no es un foro así de malo, pero intentad respetar a todo el mundo (incluso a los anónimos) o si no un buen día comprobaréis que sois siempre los mismos.

Salud.

Gonzo dijo...

Estimado anónimo:

Efectivamente todos usamos seudónimo, pero generalmente exponemos con él nuestros respectivos blogs, y que otros, a su vez, puedan opinar de lo que hacemos o escribimos, para bien o para mal.

Los anónimos como tú que que hacéis rapiña por este y otros blogs, soléis dar caña, pero a cambio no podemos ver nada vuestro, ni exponéis nada.

No te digo que montes un blog para opinar en ellos, pero cuando comentes, ahórrate términos como puta mierda, y calificar a la gente de algo. Y como estás en mi casa, aquí se habla con propiedad y te ahorras los putas mierdas. Aun así, si quieres ser macarra, pues para macarra yo, y en vez de censurarte (que no lo haré nunca), lo que hago es contestarte... Además, prefiero estar solo que mal acompañado.

Por cierto, si te molestas en darte una vuelta por él, verás que este blog cuenta historias sobre cine, sobre tele, sobre la vida... No es de crítica, eso te lo dejo a ti.

Ale, pues, pesao.

Anónimo dijo...

Jermey de nuevo. Espero que esto baste para dejar de ser "anónimo".

Esto es un extracto de tu post:

"la peor basura catódica que campa por la parrilla televisiva. Como Pike Bishop y su cuadrilla de hijo putas fronterizos no pueden aniquilarlos a balazos, a mí me queda el consuelo de que Ángel Martín y compañía les den hasta en el carnet de identidad a tanto montón de mierda."

Si eres el único que puede soltar palabros como mierda, basura, hijoputas, etc. y los invitados no podemos, esto no es un blog, es el casco viejo de Donosti.

Y sobre quién es más macarra, todos nos creemos los más macarras del mundo. Pero está claro que sólo uno lo es.

Una cosa más. ¿Tú qué coño sabes de si yo voy rapiñando por blogs o me dedico a trabajar en una fábrica? Parece que encima te molesta que haya leído tus textos.

Que te den, lo que sobran por ahí son blogs buenos y con gente normal y tolerante. Para amenazas veladas y machitos de ful ya tengo a los del batzoki de mi calle.

Gonzo dijo...

Te garantizo que tengo poco yo de Casco Viejo de Donosti (véase "Homenaje a Haddock" en mayo). Pues eso, vete a polemizar a otra parte, y mi recomendación es que te busques novia, o amante, pesao eres.

fritus dijo...

Querido amigo Gonzo...tiene Ud. un imán para los anónimos estos que se han leído medio libro en su vida pero saben un huevo y la yema del otro de lo divino y lo humano. Empiezo a pensar que te disfrazas de anónimo para darle vidilla a este blog, porque tal grado de pretenciosidad y de tontería( Jermey) ...no puede ser real.

A mi también me ha indignado la sentencia esta del zapping, ...algo de rabia por la audiencia( que se lo que hicisteis, la tiene, hay) y luego, también les debe joder el constatar que hay un público inteligente y que no es, ni con mucho, tan minoritario como parece, y que, obviamente , ese sector de público, se les escapa...( a los de telecinco digo) parece que hay como una ley no escrita de que lo comercialmente rentable debe ser zafio, burrote, y en la línea habitual del canal cuyas grandes aportaciones a la cultura occidental son las mamachicho, la máquina de la verdad, o el gran hermano...y constatar que algo diferente a eso puede tener exito comercial y que la gente no es tan burra como parece, les jode.

En fin...que en algo se había de notar que el fundador del canal fué, en tiempos, Silvio-que parezca un accidente- Berlusconi...

Un abrazo

Gonzo dijo...

Qué va, si fuera yo mismo, tendría más gracia metiéndome caña... Lo que pasa es que algunos todavía no ven que lo escrito aquí es ficción, aunque no al nivel de Ángel Martín, claro